lunes, 17 de junio de 2013

El Tedio de la larga espera...

El tedio de la larga espera…



Qué vendrá mañana?

Divaga solitaria, perdida entre la gente, silente, triste, ausente, recorre cabizbaja las calles sin sentido, bajo la tormenta de una noche invernal, ella va tejiendo sueños en su mente.

Llora despacito,  lentos son sus pasos, agonía y desesperación hay en sus ojos, una muchedumbre de impacientes feligreses, interrumpen su camino. Alguien intuye que su alma vaga triste y le regala una sonrisa, que es para ella como agua en el desierto.

Fuera de una iglesia se escuchan letanías, cantos, suplicas y ruegos, un río de almas sedientas de milagros, cirios y lirios por todos lados,  la fe es esa llama que nunca se apaga, permanece intacta así la soplen mil decepciones.

Aturdida se aleja, se refugia entre los árboles, extraviado el pensamiento en recuerdos de antaño,  leve es la llovizna, intensos sus dolores, para los males del alma no hay remedio. Es entonces cuando una tentación llamada muerte aparece por los pasillos de la mente.

Es largo el túnel de la duda,  amargo el néctar de la traición, camina a tientas intentando divisar la luz detrás de la niebla. 
Intenta borrar las horribles figuras que han quedado grabadas en las paredes de su memoria pero es imposible.   

Los desatinos, le han enseñado a desconfiar, a mantenerse alerta, a no distraerse ni con el ruido de una hoja que cae, ya no recorre el camino con la misma emoción, con la misma intensidad, con la misma ilusión,  ya no le quedan sueños, se han borrado de las paredes de la imaginación todas sus quimeras,   algún brujo malvado abrió  un día las ventanas y se escaparon todos sus anhelos, el amor fue un esquivo peregrino y solo le dejo semillas de dolor.

Hoy es música triste la que suena dentro de su corazón, melodía de llanto, la soledad le lleva de la mano por un sombrío y oscuro camino, tirita de frío, atrapada entre barrotes de amargura y desamor la esperanza.

A lo lejos oye una voz del pasado, se reanima, se entusiasma, un breve instante de alegría, en el que su espíritu demente cree ser feliz, pero luego se rompen los espejos, los cristales estallan en su cara, la realidad la mira a los ojos, y torna el silencio ese sórdido silencio que envuelve de noche todos sus instantes.

Es entonces cuando una tentación llamada muerte aparece por los pasillos de la mente…

martes, 1 de enero de 2013

Los Magos de las Palabras....


Cuando las cosas no van bien, me refugio en las palabras tejidas con hilos de Ternura y Amor en las que cual aladas mariposas danzan inquietas dentro del corazón, en las que secretas sollozantes esperan brotar cuando salga el sol.
En las que se dicen sin hablar, con el roce de una caricia, con lo dulce de una mirada, con lo tierno de una sonrisa, con un beso profundo que enamora al alma.
Cuando estoy triste me sumerjo en un mar de vocablos, de sordos sonidos, de palabras inconclusas , me refugio en el único sitio donde los sueños tienen Alas, los príncipes son azules, los bosques son encantados y hasta las flores hablan, los libros.
Letras maravillosas que forman obras de arte y me llevan a un mundo imaginario donde todo es posible, se tejen con lagrimas de rocío las flores de un jardín inmortal, en un mar de hojas de otoño agoniza un corazón sediento de Amor, el fuego arrasa los rosales y las espinas cubren el mundo de dolor, nace un Ángel al que llaman Amor y mil golondrinas enamoradas cantan una dulce canción la vida, un cuadro abstracto pintado por Dios, en el que utiliza claros oscuros, y un destello de color ese que nos pone de vez en cuando la miel en los labios y nos hace olvidar por instantes que este horrible paisaje del que formamos parte esta solo lleno de hiel, espinas, dolor, llanto y decepción.
Somos transeúntes de un desierto de esqueletos, flores muertas y grises espejismos, habitantes de un río lleno de lágrimas de millones de Ángeles y almas en pena que vagan errantes...
Esclavos silentes de este averno plagado de Misterios, Pecados, Dudas, llantos y sangre, hedé a soledad, traición y abandono en las calles del mundo...
No somos mas que Huéspedes involuntarios de este Valle de Lagrimas, de este Mar de Lamentos, de este Río de Injusticias, de este bosque lleno de desilusiones y hojas marchitas...

Me gustan las palabras aunque sea muy torpe con ellas, aunque en mi afán de atraparlas para guardarlas en mi minúsculo cerebro, al final sean como globos que se escapan al aire con Deseos Imposibles, benditas sean las palabras bonitas, las que se utilizan para hacer poesía, para susurrarte al oído acariciar tu anima diciendo Te quiero o Te Amare toda la Vida, las que te arrastran al deseo, a la lujuria, a la pasión, aquellas con las que se tejen Preciosas Historias que nos alejan de este averno de desilusión, bendita sean las palabras como PAZ, AMOR, GRATITUD, SUEÑOS, ILUSION y benditos quienes nos hacen disfrutar de sus maravillosas Obras de Arte. Los que me hacen reír, los que me hacen llorar, los que me conmueven, los que me emocionan o me enternecen los que mueven con intensidad las fibras de mi corazón. Benditos los Magos y las Magas de las Palabras cuyo único hechizo es escribir con Amor mucho Amor....

Quisiera regalarle a cada uno una palabra para que la guarde como un amuleto, una semilla sagrada dentro del corazón, una palabra que nos salvara del horror de vivir en este averno, en este paraíso infernal y esa palabra es AMOR....que crezca en vuestro interior y sirva de oxigeno al Universo, no olvidéis cada día regar esa Flor... Que Dios nos bendiga a Todos....

Subrayando Sueños.


Tengo ganas de tomarme un café con la luna e invitar a todas las estrellas, que los Ángeles que visten hoy de Azul me presten sus Alas y volar por el séptimo cielo donde dicen se atrapan estrellas que cumplen Deseos...
Tengo ganas de prenderle fuego a las tristezas y bailar un vals con el sol en medio de la nieve en una pista bajo el mar...
Tengo ganas de hacer un camino de piedras que me conduzca al cielo y probar las dulces nubes de algodón y los astros de caramelo...
Tengo ganas de construir una casa con plumas, barcos de papel navegando en un mar de chocolate, y mil unicornios rosas danzando sobre manantiales...
Tengo ganas de correr cien millas rumbo al infinito, encontrar un paraíso ver a Dios recostado sobre los trigales y a la Virgen María hablando con los rosales...
Tengo ganas de acariciar algún lucero, hacer una cobija de puntitos celestes arropar al mundo, protegerles, porque la vida duele...
Tengo ganas de refugiarme en el corazón del universo, tejer ilusiones, deshilvanar secretos, punto a punto ir bordando un país lleno de azules quimeras, estrellas accesibles para los seres de esta tierra.
Tengo ganas de que por un segundo todos los habitantes de este mundo sepan que hay alguien que para quienes son importante, a quienes vuestra vida interesa en fin que hay alguien que los quiera...
Tengo ganas....umm ...muchas ganas...

Zen, mi espíritu tiene sed de luz.


He visto al Amor nadando en un
manantial de lagrimas,
y un cuervo pintando de negro
las estrellas,
una playa llena de corazones rotos,
y la luna llorando sus amargas penas,
una flor sedienta bebiendo abrojos,
y una rosa seca muriendo en la orilla
de un río de sangre, huesos, y espinas...

He visto las huellas de Buda en la arena
y millones de palomas blancas volando
sobre su testa,
veo los espíritus de la bondad suprema
como riegan semillas de Amor en la tierra...

He visto a los hombres arrastrando cadenas,
y a mil niños llorando de hambre y de pena,
he visto a los buitres devorando sus presas,
y a aquellos que sufren en medio de la guerra,
paredes que crecen puentes que se quiebran,
hijos de la soledad, herederos del silencio,
!Dios mío vivo en un desierto de zombis!

He visto una mariposa azul volando hacia
el infinito....Mi Espíritu tiene sed de Luz...

En el vientre de una estrella


En las profundas aguas de su lamento,
vive un amor cansado, absurdo, viejo,
lo tejió el viento una noche de luna llena,
lo rompió un rayo en el vientre de un estrella...

Vistes de luto rey de los pantanos
ella pasea de blanco allá en el infinito,
mil rosas secas se quiebran en sus manos,
y la ciénaga se llena con tu llanto...

De un mar de cenizas se llenan tus ojos,
son tus lagrimas cristales rotos
que hieren su ánima no le dan reposo
ese fue su hado, su karma, su destino...

Una noche de lluvia dolores y espanto,
un fétido olor brota de la abadía,
y un cuervo negro observa por la ventana,
y se escucha de fondo el Ave María...

Una carta de Amor con sangre ella ha escrito,
cicuta en sus labios, cáliz de pecado,
un corazón de piedra sobre su regazo,
un amor imposible, eterno y callado...

Que solo has quedado rey de los pantanos
buscando en las sombras,
llorando y llorando...

Almas que danzan entre suspiros...


Condenada a perderte
a morir de sed frente a la fuente,
En un campo de abrojos y hojas muertas,
sobrevive un enclenque corazón
cansado, viejo y triste...

Cada hoja que cae
es una lagrima al viento,
cenizas lanzadas a un desierto
de pájaros muertos...

Cirios encendidos
en una playa de deseos,
dos cuerpos nadando
bajo una lluvia de besos,
degustando el sabor
de lo prohibido, de lo secreto...

Caricias que incitan al mas dulce Pecado
sublime deleite de los sentidos,
dos almas que danzan entre suspiros,
dos corazones que se convierten en uno,
y se gritan !Te Amo!, en cada latido...

Escucha mi voz en el murmullo del viento,
cuando en las noches de invierno,
te susurre bajito al oído:
Mi Amor no sabes, !cuanto te Quiero!...

Condenada a perderte
a morir de sed frente a la fuente...